domingo, 26 de febrero de 2017

CUARESMA, CAMINO HACIA LA VIDA




Estimados Hermanos: Paz y Bien.
Con la imposición de la Ceniza iniciamos el camino que nos conduce a la gran fiesta de la Pascua.
Es un tiempo “FUERTE”, que se nos invita a ir quitando tantos estorbos que nos impiden avanzar en el camino marcado por Nuestro Señor Jesucristo para ir al centro de nuestra fe.
La VigiliaPascual es el CENTRO de nuestra fe donde celebramos con gran alegría la Resurrección de Cristo, su victoria sobre la muerte, el triunfo del AMOR.
La cuaresma es un tiempo propicio para renovarse en el encuentro con Cristo vivo en su PALABRA, SACRAMENTOS y el PRÓJIMO. El Señor que en los cuarenta días que pasó orando en el desierto, venció los engaños del Tentador y nos enseña el camino a seguir.
En la vida de cada día estamos tentados y muchas veces engañados por el “padre de la mentira”, Satanás.
Jesús nos enseña a luchar contra el tentador y nos enseña el ayuno, la oración y la limosna siguen siendo armas validas para vencer al tentador.
Es un tiempo que se nos invita a escuchar la Palabra de Dios y meditarla en el corazón.
Es un tiempo que el ayuno, no solo de comida, sino de lo superficial, para potenciar valores que tenemos un poco abandonados, como puede ser el escuchar al que tienes al lado, sea tu mujer, tus hijos, tus compañeros de trabajo….tiempo para relacionarnos con los demás.
Es tiempo de mirar al “pobre Lázaro” que tenemos en la puerta de nuestra casa y de compartir con el que no tiene y necesita de nuestra ayuda.
El Papa Francisco en su mensaje para la cuaresma de este año 2017, con este título “La palabra es un don. El otro es un don” nos invita a dejar nuestra vida mediocre y crecer en la amistad con el Señor.
Jesús el amigo fiel que nunca nos abandona, que siempre busca nuestro propio bien.
Dejémonos guiar por el Espíritu que condujo a Jesús a retirarse al desierto y entremos en nuestro interior y descubramos lo que el Señor quiere hoy de nosotros.
Feliz cuaresma a todos y no olvidemos de ir al Centro de nuestra fe. La Pascua
                                                                  
                                                                                              Fr. J. Jordi Escrivá , ofm